sábado, 1 de enero de 2011

Y llegó el modelo relacional

Era 1970. Cuentan en Wikipedia que Edgar Frank Codd trabajaba en IBM por entonces y que después de conseguir publicar en la Communications of the ACM el artículo “A Relational Model of Data for Large Shared Data Banks” (también aquí) se enfadó con sus jefes por no hacerle mucho caso. De hecho, parece ser que otros se le adelantaron en la puesta en marcha de sus ideas.
Es lectura “obligada”, el artículo que dio origen a todo lo que hoy se atribuye el título de sistema de gestión de bases de datos relacionales. La idea de Codd era utilizar la lógica de predicados de primer orden y, de rebote, la teoría de conjuntos para conseguir un modelo lógico que permitiera el uso de lenguajes declarativos, no procedurales. En otras palabras, algo que pudiera usar el oficinista de toda la vida. Pero es que lo simple hay que trabajárselo.
En la asignatura, sin hacer referencias explícitas, vamos a ir exponiendo su contenido de forma gradual, muchas veces simplificada en exceso. Pero para eso están las fuentes.

Edición de lo publicado originalmente en bd1blog, el 6 de octubre de 2008